Be More Than a Bystander

 

FOLLETO DE STOPBULLYING.GOV

CONSEJO Nº 1

Hablar con un adulto de confianza, como por ejemplo un miembro de la familia, un maestro o un entrenador.

Un adulto puede ayudar a poner fin al acoso escolar interviniendo en el momento que sucede, evitando que suceda o simplemente ofreciéndole apoyo a la persona acosada.

  • Las personas que observan el acoso escolar pueden in formarle a un adulto de confianza o dejarle una nota.
  • En una situación de acoso escolar, las personas que la observan pueden buscar, o pedirle a un amigo que vaya a buscar, a un adulto de confianza lo más antes posible. Es posible que así el adulto pueda ayudar a acabar con la situación.
  • Recuérdeles a los niños que presencian situaciones de acoso escolar que no deben desanimarse si ya han hablado con un adulto y nada ha cambiado. Pueden pedirle ayuda a un miembro de la familia, y asegurar de que el adulto sepa que la conducta ha pasado antes.
  • Los niños deben intentar comunicarse con todos los adultos que puedan cuando existe un problema. Pueden hablar con sus maestros, consejeros, tutores, enfermeros o padres. Mientras más adultos involucren, mejor.

CONSEJO Nº 2

Ayudar a la persona acosada a alejarse de la situación.

Existen algunas formas simples y seguras que los niños pueden usar para ayudar a la persona acosada a alejarse de la situación. Cualquiera que sea la forma, asegúrese de que el niño sepa que es importante no ponerse en una situación de peligro.

  • Crear una distracción. Si el niño que acosa no se siente gratificado porque nadie le presta atención, es posible que se interrumpa el comportamiento. Las personas que están presentes pueden ayudar a desviar la atención a otra cosa
  • Alguien puede ayudar a la persona acosada a alejarse del escenario diciéndole, por ejemplo, "el Sr. Smith necesita verte en este momento," o "ven, te necesitamos para nuestro juego".
  • Recuérdeles a los niños que  sólo deben intervenir cuando se sientan seguros de hacerlo, y que nunca deben utilizar formas violentas para ayudar a la persona acosada a alejarse de la situación.

CONSEJO Nº 3

Hacerse amigo de la persona acosada.

Los niños pueden ayudar a la persona acosada simplemente al ser amables con ellos en otro momento. Ser amigo de la persona puede ayudar mucho a que la persona sepa que no están solos.

  • Alguien puede ayudar al pasar tiempo con el niño acosado en la escuela. Los gestos simples, como hablarle, sentarse con él durante el almuerzo o invitarlo a jugar deportes u otros juegos durante las clases de educación física o el recreo, pueden ser de gran ayuda.
  • Aconséjele al niño que escuche a la persona acosada y que le permita hablar del evento.
  • Pueden llamar por teléfono a la casa del alumno acosado para brindarle su apoyo, animarlo y aconsejarlo.
  • Las personas que han visto el evento pueden enviar más tarde un mensaje de texto o hablar con la persona acosada. Pueden hacerle saber que lo que sucedió no fue aceptable y que la persona puede contar con su apoyo.
  • Alguien que ha observado la situación puede ayudar al decirle a la persona acosada que no le gusta el acoso escolar y puede preguntarle si puede hacer algo para ayudarlo.
  • Las personas que presencian el acoso también pueden ayudar al niño acosado para que hable con un adulto de confianza.

CONSEJO Nº 4

Ser un buen ejemplo. No acosar a otros.

Si un niño sabe que no debe acosar a sus compañeros, los demás alumnos seguirán su ejemplo. Para ayudar aún más, los niños pueden participar de forma activa en proyectos y actividades que pretenden poner fin al acoso escolar.

  • Asegúrese que los niños no acosen a sus compañeros y que no fomenten ese tipo de conducta.
  • Anímelos a buscar oportunidades de contribuir a la cultura contra el acoso escolar en su escuela mediante las organizaciones y los clubes escolares.
  • Pueden crear carteles contra el acoso escolar, compartir historias o mostrar presentaciones que promuevan el respeto a los demás.
  • Utilice herramientas como las que se encuentran en el sitio web stopbullying.com – como el "Kit de herramientas para líderes jóvenes" ("Youth Leaders Toolkit" en inglés) – para ayudar a los niños a impedir el acoso escolar.

CONSEJO Nº 5

No ser un espectador del acoso escolar.

Si un compañero o amigo de su hijo comienza a acosar a alguien, su hijo  no debe alentar la conducta al ser un espectador. En vez de reírse de la situación o apoyarla, puede hacerle saber a la persona que acosa que su comportamiento no es entretenido.

  • Muchas veces, las personas que acosan a sus compañeros se animan por la atención que reciben de los espectadores. Los niños pueden ayudar a impedir el acoso escolar al demostrar de forma activa que no lo apoyan.
  • Recuérdeles que cuando vean una situación de acoso escolar, pueden actuar como si no les interesa o expresar abiertamente que no consideran que el acoso escolar sea entretenido o gracioso.
  • Los niños pueden ayudar al mantenerse alejados de la situación. Si la ignoran, es posible que la situación se detenga.
  • Si la situación de acoso escolar no se detiene, la persona que la observa debe seguir otros consejos como, por ejemplo, hablar con un adulto de confianza.